lunes, 16 de marzo de 2009

Tu vieja en 3D

Domingo 15 de marzo

La mañana fue divertida sobre todo porque no tengo que empezar este texto con "hoy me levanté temprano/tarde". La hora es lo de menos en un domingo aunque no en todos pero a este parecía no importarle. Percibí en el aire el aroma de la pereza y sin decir una palabra logré que Daniela y sus a veces incontenibles deseos de hacer algo y salir de casa, se queden quietos. Una rareza. Como a una mariposa, ni la toqué para que el momento mágico no termine.

Desayunamos en cama, nada especial realmente porque hacemos esto todos los días, pero hoy nos tomamos nuestro tiempo. Leí con calma el periódico mientras comía. Andaba con ganas de ir al cine, así que revisé las opciones pero no eran buenas.

Queríamos ir a vermouth porque no nos quedaba mucho tiempo antes de que Daniel vuelva de la playa por eso no escogimos Watchmen. Daniela propuso una película en 3D, que es la única parte que escuché cuando dijo el nombre. Como previamente tuve una grata experiencia en este tipo de películas estaba ya convencido 50% de ir, hasta que procesé el resto del nombre.

Jonas Brothers 3D.

Era como un caramelo al fondo de una sopa y uno con las manos atadas. Me tomó casé media hora decidirme considerando como sería la película ¿es tipo documental o realmente un concierto? ¿Veríamos partes de su vida o solo se la pasarían cantando? Si era lo segundo no tenía intenciones de ir, algo tipo el diario de un artista era aceptable, pero verlos cantándome en 3D no me sonaba a una mañana de domingo.

Y bueno, al final fui y pagué por ello, con mi propio dinero. Nadie puede decir que no amo a mi esposa quien disfruto de la experiencia más que yo. Su frase del día fue "Son demasiado jóvenes para verlos atractivos" lo que al principio me hizo sonreír pero luego me dejó pensando de sus verdaderas intenciones al traerme a esta película.

Y hablando de la película, hay más música que otra cosa, los pedazos de sus vidas son bien cortos y algunos momentos en 3d fueron incómodos para mi y para cualquier otro hombre heterosexual en la sala. Hubo momentos en que me saqué los lentes solo para no ver a uno de esos niños saltar de la pantalla, mirarme a los ojos, cantarme tiernamente y tratar de conquistar mi inexistente quinceañera inocencia. Lo más gracioso para mi fueron los créditos de inicio, prácticamente iguales en concepto a los de A Hard Day's Night. Tanto que me tomé el trabajo de subir video de ambas películas, para que puedan comparar. El primer video es de los Beatles con 2 minutos 27 segundos de duración.




Ahora los hermanitos Jonas y su nueva vieja idea, en 51 segundos.



Un integrante menos, pero estos chicos trajeron a los early beatles a mi mente, con canciones poperas, juegos de palabras sencillos y con repetición constante, tenían a las chicas gritando hipnotizadas y tocaban sus propios instrumentos al menos.


Ojalá y evolucionen igual que los beatles. Esperaré su propio revolver.

Salimos del cine y aprovechamos a hacer las compras que no pudimos hacer el sábado. Disfrute de tachar los ítems de la lista mientras Daniela los escogía, dándome el gusto de escribir aquellos que no estaban en la lista solo para tacharlos inmediatamente. La carreta estaba súper llena y yo me preocupé por mi economía pero sin un fin aparente porque casi todo era indispensable y la billetera tuvo que ser abierta.

Fuimos a casa a guardar la comida, y no mucho después llegó Daniel algo adormecido por el viaje. Creo que no hicimos nada el resto de la tarde, solo vagar en casa, aunque creo que estoy olvidando algo. Si es así editaré esta parte cuando lo recuerde.

Se hizo de noche y salimos los 3 donde mis padres a visitarlos. Al llegar mi padre nos saludó desde lejos por culpa de una fuerte gripe que lo afectaba. Mi madre salió a saludarnos y conversamos un rato, pero mis hermanas y mi tía prácticamente me obligaron a jugar UNO una vez más con ellas, como en anteriores domingos. Jugamos 3 rondas entre griterío y relajo. Daniel estaba de buen humor hasta que mis hermanas se pusieron a jugar y decidieron aplastarme mientras pronunciaban la ya clásica palabra "rume". Daniel pensó que era en serio y se puso a llorar furioso tratando de salvarme. Se resintió con sus tías y al parecer no lo olvidará pronto.

Volvimos a casa tarde, como a las 10:00 pm. Yo estaba súper cansado y en el proceso de hacer dormir a Daniel yo también caería. El problema es que mi plan era otro para esa noche y mi mente se quedó "vestida para la fiesta". Es por eso, creo yo, que a las 3:42 am me levanté con una terrible sensación de algo inconcluso, como quién se queda dormido en el cine y se levanta de improviso tratando de disimular y retomar la trama, pero falla. No pude dormir por al menos 20 minutos, hasta que me convencí a mi mismo que mi oportunidad de hacer lo que planeaba había pasado y podía ya dormir tranquilo. Eso hice.

No hay comentarios: