lunes, 23 de marzo de 2015

Travestis de Mentira

Cada vez que me encuentro con uno de esos travestis de mentira, ya saben, de esos que se ponen globos en el pecho y trasero y te hacen severa presión social para que les compres chicles, cada vez que el destino me lleva a cruzarme con uno de esos, me dicen "hola mi Harry Potter". No se como tomar esto pues Harry Potter, de todas las cosas que un falso travesti te puede decir, está bastante bien. Un falso travesti (seguro tienen un nombre obvio para todos menos para mi) podría decirme muchas cosas ofensivas, desde gordito kataboom hasta saco e' cacho. Imagina que te diga "vegano recalcitrante" (en un mundo paralelo donde esas palabras las usa gente que usa globos bajo su ropa), imagina que eres el mayor fan de la carne de este lado de la provincia (asumiendo que a tu provincia la divide un río), sería un severo insulto y te verías poco o nada motivado a comprarle un chicle a menos que la presión social sea más poderosa que tu indignación. 

Soy fan de los paréntesis, algo que Harry Potter y yo podríamos tener en común (JK Rowling no ha aclarado el asunto) pero el principal factor es que ambos usamos lentes. Daniela dice que es por los lentes, que seguro a todos los que tienen lentes les dicen "Harry Potter". Al ver indicios de decepción en mi cara, rápidamente dijo "también el pelo, podría ser el pelo". Quisiera tener más en común con Harry Potter, cosas como la magia y... solo eso, el tipo es medio pendejo después de todo.

La última vez que me topé con uno de aquellos mentiravestis (nuevo nombre, let's roll with it), me dijo lo usual pero yo no tenía un centavo encima y me dirigía a un cajero automático a hacer lo que se hace en los cajeros automáticos. "Al regreso" respondí con sinceridad y me dijo "aquí te espero" con esa voz que solo un hombre que quiere hablar como gay pero que no es gay puede hacer. Cuando volví ya no estaba.

Me agobia pensar que ese mentiravesti pensó que le mentí para salirme del momentáneo compromiso. Que dije "al regreso" como cualquier otra persona dice "al regreso" sin intención alguna de cumplir su palabra y propuesto a olvidar para siempre el encuentro al continuar su camino. Pero hasta compré pan innecesario en el camino para tener suelto para poder comprar chicle innecesario del mentiravesti. Esto sucedió en Enero y cada cierto tiempo recuerdo el incidente con amargura de quien se siente pensado mentiroso, no se si eso tenga sentido.

En conclusión es importante sincerarse con el mundo, con los hombres que usan globos debajo de la ropa que podrían estar leyéndolo a uno y pensando "vaya, ese Harry Potter no era mentiroso, debí esperarlo" y así darle cierre a un capítulo inocuo, nada traumante, nada recurrente en sueños para mi, no nada de eso. 

En verdadera conclusión (no como aquella falsedad de inicio del párrafo anterior) ustedes me pueden ayudar a decidir que tan Harry Potter soy. Haremos una comparativa y para que sea justa y las arrugas, gordura y angustiante semblante depresivo no sean factores del juego, pondré una foto mía a los 15 años vs una de Harry Potter o su representación más acertada dentro del mundo real (no olvidemos que es un personaje ficticio, como me pasó a mi durante todo el 2007) y ustedes dirán.


IGUA.



Fondo apocalíptico en ambas fotos, futuros oscuros esperan por ambos muchachos, para él, matar a Voldemort, para mi, 15 meses de atrasos en el SRI en 2007 porque "los hechiceros no pagamos impuestos".

2 comentarios:

Karla González dijo...

Me encantó la foto. Jamás me ha tocado un mentitravesti que me diga algo mejor que Selena.
Sí ese es mi karma, acompañado con un bidibidibombom.
Eso es mejor que Bety la fea.
En fin.
Así toca.

Andrés V dijo...

Oh, definitivamente Selena es mejor que Betty la Fea.