viernes, 22 de mayo de 2009

Huella

Miércoles 20 de mayo

Son días tensos y difíciles aquí gracias a la amenaza de la gripe AH1N1 que nos tiene asustados. En realidad no hay muchas razones para asustarnos, lo peor que puede pasar es que nos de a todos y no alcancen los medicamentos. Es por eso que he pensado que lo mejor sería contagiarme a propósito y que me den el tratamiento de una vez, ya la otra semana no solo estaría curado sino que sería inmune. Pero bueno, las noticias de más infectados en la ciudad me llegaron por la tarde justo después de dudar de la existencia de aquella gripe en el país. Irónico.

Por la mañana no sucedió nada excepcional, realmente pocas veces suceden cosas excepcionales, es mi motivación de contar cosas rutinarias lo que cambia día a día. Supongo que no me hará daño contar que puse gasolina al carro y me detuve a comprar una bebida y unas galletas para hacer más dulce el camino. En el trabajo las cosas han estado un poco lentas y aunque siempre está el trabajo básico de todos los días, no había nada extra, no había comerciales urgentes ni clientes exigentes. Esto resultó ser algo bueno porque no me sentía bien aún, esa sensación extraña en la piel seguía y dudé bastante de ir al trabajo, decidiéndome al final por ir unas horas ya que tenía conmigo papeles importantes.

No me pude ir temprano como tenía planeado porque una discusión con el shaman acerca de cuantos programas debía pagarnos empezó. Hubo feriados y repeticiones de programas y eso fue un tema que casi termina en bronca pero que logré solucionar. Siempre he creído que sería bueno en resolución de conflictos aunque no lo haría para vivir. Me retuvieron en la oficina casi una hora, ya con el maletín en la mano, discutiendo y todo pero finalmente llegamos a un acuerdo y todos se fueron contentos. Menos yo que terminé saliendo tarde otra vez.

En casa finalmente se me quitó el malestar raro y pude disfrutar de una noche más tranquila. Como había dormido temprano la noche anterior estaba lleno de energía, pero Daniela se moría de sueño. Al ver que tendría tiempo esta noche decidí trabajar un poco y me puse al día, finalmente, en este mismo blog desde el que les escribo. A partir de la boda todo se complicó y lo que debía de ser una entrada diaria se convirtió en 4 entradas en un solo día pasando 6 días. Todo se atrasó con la luna de miel y la falta de internet en los destinos y para colmo, cada uno de esos días estaba plagado de eventos que contar. Ahora si estoy al día y espero mantenerme así por el tiempo requerido.

Al finalizar eso al fin pude dedicarme a la última corrección del texto que tenía preparado hace meses para Dos de tres, el otro blog que tengo. Estoy consiente de la baja, casi inexistente audiencia de aquel y de este blog también. Estoy feliz porque no busco popularidad pero si exposición, no se si me haga entender pero quiero dejar una huella en la historia, leve, casi insignificante, pero un huella de que hay por ahí un ecuatoriano que le gusta escribir. Quien sabe y tal vez en el futuro alguien le agrade y lo motive a escribir, cuando eso suceda sentiré que cumplí mi cometido. En fin, publiqué este post que la da un giro a la historia de aquel universo y creo que a partir de ahí solo iremos a lugares mucho más interesantes.

No hay comentarios: