domingo, 24 de mayo de 2009

El viernes fue

Viernes 22 de mayo

Haciendo un esfuerzo para que el viernes sea un día mucho más productivo, estuve temprano en la oficina. Lamentablemente no fue lo que esperaba. Avancé favorablemente en varias cosas pero no al grado que hubiera querido. Son ciertos episodios de falta de atención que me dificultan el trabajo. Suelen durar una o dos semanas y se me complica increíblemente mantenerme enfocado. Lo llamaría simple distracción pero el contraste con los periodos de eficiencia, mucho más largos, lo hacen llamativo.

En el camino de vuelta a casa tenía expectativas de algo bueno, cualquier cosa, pero no se dio. No es que la pasé mal, pero esperaba que alguien tuviera un plan interesante. Tuvimos que quedarnos en casa viendo películas. Escogimos Small Time Crooks, la película cuyo nombre no recordaba pero que además no incluye a Bette Midler, solo a Woody Allen y es dirigida y escrita por él. Al parecer estaba confundiendo esa película con una que al final no escogimos y que si contaba con la actriz antes mencionada.

Y no estuvo mala, algo noventera en mi opinión, predecible hasta la última gota pero divertida. Me pareció curioso que prácticamente no hubo besos en la película, solo uno al final y fingido, el otro momento que requería uno recibió un abrazo. También me pareció que Woody Allen no pegaba para el papel que había escrito. Lo actuaba bien, pero no tenía el look, contrastaba con todos los otros actores, mucho más jóvenes que él.

El viernes fue como los viernes suelen ir, con aquella agradable sensación de que se viene un fin de semana. Aunque tal vez estés consiente que no será el fin de semana de descanso que te imaginas, de todas formas te alegras, tal vez por reflejo de la infancia pero te alegras y eso creo que es lo que hace viernes a un viernes.

No hay comentarios: