viernes, 15 de mayo de 2009

El cuchillote

Martes 5 mayo

Me atrasé en el trabajo, debo confesar, porque estuve atrapado en un proceso mental de competencia conmigo mismo. Jugando guitar hero: world tour descubrí que mi habilidad había mejorado lo suficiente como para tocar en modo difícil sin problemas. Una de mis canciones favoritas, About a Girl, de Nirvana está en este juego y luego de un par de intentos toqué la canción al 100% en dificultad media. Decidido a hacer lo mismo en modo difícil hice intento tras intento llegando siempre al 99%. Estaba muy cerca de lograrlo y era cuestión de dominar una pequeña sección que confundía mis dedos. Cuando lo logré me sentí realizado pero la euforia se desvaneció rápido al ver la hora. Noté también que se cumplían 5 años desde que junto a Daniela y Azael abrimos nuestro primer blog, Locura Extraordinaria. Ese lugar nos dio grandes alegrías, muchos amigos, popularidad y hasta leve fama por un par de artículos en revistas y periódicos donde fuimos mencionados. Todo el contenido sigue ahí, cosas personales y no tan personales que marcan lo que éramos en esa época, jóvenes algo perdidos con la idea de cambiar un poquito la blogosfera ecuatoriana y encontrar a otros como nosotros que comprendieran el valor del ridículo y la irreverencia como forma de refrescar la comunicación. Agradezco que aquella lección que reciben los actores al volverse famosos de repente yo la obtuve con mi insignificante blog aprendiendo a valorar a los amigos verdaderos. Un dato curioso es que fue el blog de Wendy el que nos motivó a tener blog y luego ella y Azael terminarían juntos.

En el trabajo me dedico a redactar cartas con cotizaciones, actualizar el comercial de una discoteca que tenía nuevas promociones para el día de la madre y finalmente la edición de las tomas para un comercial de un local de venta de maquinas fotocopiadoras y suministros para estas. Discutí también con un ex empleado la posibilidad de un proyecto nuevo para un programa juvenil pero no vi nada nuevo en dicho proyecto y le dije que vuelva con una idea más concreta y tal vez con un piloto.

Llegué tarde en la noche a casa y con ganas de atención pero Daniela estaba ocupadísima en su proyecto de investigación. No la culpo porque necesita ese tipo de cosas para distraer su mente y el ingreso extra no nos hace daño pero de todas formas extraño hablar con ella. Era cumple de Wendy, el verdadero y fuimos a visitarla a su casa. Yo tenía intención de darle algo que le agradara, como semillas o algo que sirviera para su curso de animación pero le encomendé la tarea a Daniela y ella estuvo muy ocupada. Mi objetivo era demostrar mi agradecimiento por su amistad y apertura en comunicación ya que ningún otro amigo suele permanecer conectado todo el día y a veces el trabajo puede ser tan estresante que uno necesita desahogarse con alguien que lo entienda. Una torta helada tendría que bastar y como luego supe, bastó.

Conversamos, bebimos cocteles de menta, comimos ronditos con salsa y luego junto a Felipe y Claudia que se unieron, discutimos de la decepciones del matrimonio. Fue una conversación pasiva-agresiva de tipo “¡¡Como odio cuando hace tal o cual cosa!! ¿Verdad mi amorcito?” pero la sobrevivimos. La agresividad fue liberada en un partidazo de futbolín donde Felipe demostró su superioridad y nos dejó con ganas de una revancha.

Entre otras cosas revisamos el cuaderno de chef de Wendy y descubrí que mucho de lo que aprende es química aplicada a la gastronomía, de esa forma pude entender mejor lo escrito y disfruté de los resúmenes. También inspeccionamos los gigantescos cuchillos que ahora posee y la sensación de poder fue increíble. Hubo 3 intentos de foto automática pero la cámara me discriminó en uno de los intentos y en el siguiente todos salimos desprevenidos.

Luego volvimos a casa, a eso de las 11:40 y yo me dediqué a escribir un rato para luego ir a dormir.

No hay comentarios: