miércoles, 20 de mayo de 2009

Casi frio

Martes 19 de mayo

La desmotivación laboral fue el tema del día martes. Eso no impidió que haga mi trabajo solo logró que lo haga sin ganas. Entre finalizar un comercial y solucionar un lio entre un cliente y la representante del departamento comercial mi día estuvo falto de motivación. Lo sé porque tuve tiempo libre y no lo utilicé ni siquiera para asuntos personales como cualquier otro, solo miré al escritorio con la mente en blanco por un buen rato.

Y la mañana había empezado bien, Daniela salió temprano y yo no me quedé demasiado tiempo tampoco, estaba listo lo que el día me traiga pero según avanzó empecé a sentirme raro. Para las 4 tenía un extraño escalofrío que no lograba calmar. No estaba temblando, pero sentía la piel de gallina, extraña, como sentir frio pero distinto. Esa tarde cuando volví a casa Daniela me detectó algo de fiebre, hmm.

Nunca tuve más síntomas ni malestares, solo aquella sensación en la piel. Traté de descansar, pero Daniel lo hacía muy difícil. Daniela no es la mejor enfermera porque tiende a ignorar los síntomas así tu le digas lo contrario “No tienes nada” te dice y así te trata pero aunque antes me resentía ahora lo comprendo. Sin embargo igual me queda esta necesidad, masculina supongo, de ser cuidado y preguntado constante e inútilmente si estoy bien. Daniela salió a la farmacia y me compró una febrax que me tomé y sospecho fue lo que me dio sueño y me mando a dormir a las 9:30 pm.

Realmente no volví a tener fiebre según Daniela el termómetro humano y le creo pero igual me fastidia estar medio enfermo, no tener un síntoma claro más que “rareza en la piel” o “casi frio” y no poder combatir lo que sea de manera certera. También perdí toda mi noche en dormir cuando pude vagar sin rumbo por el internet hasta casi la media noche. Que desperdicio.

No hay comentarios: