lunes, 16 de febrero de 2009

Sin razón aparente

Indiferentemente de si tengo algo interesante que contar, es imperativo que narre los eventos sucedidos este domingo 15 de febrero para asegurarme que quede un registro de mis actividades diarias durante el año 2009. Considerando que el porqué podría volverse una larga historia, lo dejaré para otra ocasión, una ocasión en la que tenga ganas de contar esa historia. 

Más allá del porqué, se encuentra también la honrosa, sino tediosa tarea de redundar y despistar al lector de la verdadera razón para escribir, más conocido como "dar vueltas al asunto" en lugar del ya conocido "ir al grano". Por supuesto para que esta tarea sea exitosa uno no puede hacerlo solo, necesita la ayuda de otras técnicas maestras de la distracción como el inigualable "hacerse el loco" muy confundido con "hacerse el sordo" (quien también ayudará) pero con sutiles diferencia que los vuelve muy únicos.

En fin, fue un domingo estático, que prometía mucho trabajo pero dio muy poco. Pensé que Daniela llegaría temprano y cargada de actividades para que yo realice de mala gana como es costumbre, pero al final llegó algo tarde, y se fue por las mismas llevándose consigo toda la creciente tensión que me atormentó toda la mañana de expectativa. A su salida yo pude disfrutar de los mejores manjares audiovisuales que poseo, reviviendo clásicos personales como red alert 2,  grand theft auto 3 y por supuesto la antología de los Beatles, disco 3 episodio 5, mind you.

Finalmente me moví de la casa para ir a jugar carcassonne con un buen amigo y Daniela que luego de sus compromisos nos encontró allá. Subimos y jugamos hasta las 7, hora a la que decidimos volver al calor del hogar no sin antes pasar por el frio de la calle, la humedad de la lluvia, el desinteres de los transeúntes y la inquietante tranquilidad de los postes de luz, muy sospechosos. La CTG partió la calle en dos con ese rayo mágico y poderoso que pueden ser los conos naranja, y nos sometió a aquellos que NO volvíamos de la playa, a una gran vuelta que solo puede ser descrita como larga y tediosa, aunque supongo que también podría describirse como divertida, pero eso sería mentir.

De ahí, chis chis* y a dormir, aunque no logré dormir bien porque tenía calor y estaba en negación con respecto al final del fin de semana pero no habia mucho más que hacer, faltando 5 para las 12, la cabeza tocó almohada.


* También conocido como hacer la meme, no debe confundirse con canchis canchis.

No hay comentarios: