jueves, 12 de febrero de 2009

Pausados descubrimientos

Son las 2:34 y no dejo de pensar en ti.

Esto podría convertirse en un problema.

El surfeo diario del Internet y la resultante procrastinación del trabajo diario me llevan a relatar mi dia con la esperanza de salvar a algún otro internauta (que término) de la posible hecatombe empresarial, resultado de la irresponsabilidad que uno genera y el Internet alimenta.

En otras palabras, ya ponte a trabajar.

No recuerdo en que momento empecé a separar mis párrafos en grupos de dos o tres oraciones nada más. Ni siquiera se si vale la pena, pero es ya un acto automático el separar ciertas lineas y dejarlas solas, para darle más énfasis al mensaje, o tal vez lograr que el lector vea lo que "suena" de cierta forma en mi cabeza. Ya saben, leer las pausas dramáticas.

Y que pausas.

A veces mi lunch no entra en la lonchera, es simplemente, demasiado para una lonchera común, es como un super almuerzo o un almuerzo XXL que necesita ir a una tienda de loncheras "especiales". También juega un papel importante el énfasis de Esther en alimentarme con sopa, arroz, ensalada, carne, jugo y salsas complementarias. Muy sabroso.

Tengo un teléfono que es muy simple, es prestado y estoy muy agradecido, pero es simple. Tiene 2 ringtones y 2 fondos, no tiene cámara ni toca mp3 y tampoco se conecta a Internet. Pero bueno, tampoco tiene motor y no vuela ni tiene un láser corta-todo y no posee inteligencia artificial ni te ayuda a bajar de peso, definir y tonificar los músculos abdominales en solo 2 semanas y sin hacer el menor esfuerzo. Y ni el mejor teléfono tiene todo eso, y cuando le digo eso al mio, aunque no me responde puedo sentir que se siente mejor consigo mismo. Lo se.

Son las 3:01 y no puedo dejar de pensar en ti.

Que bueno que nos casamos.

No hay comentarios: